Sátira de un diálogo evasivo

Sátira de un diálogo evasivo

-¿Realmente odias a alguien?
-Odiar a alguien…  ¿o a algo?
-A alguien
-¿A alguien como persona o como personaje?
-¿Existe acaso alguna diferencia?
-Yo creo que sí
-Y yo creo que buscas evasivas
-No, no lo hago, simplemente pienso que el matiz es importante ¿no te parece?
-Los detalles hacen importantes unas cosas sobre otras, es cierto, pero tu buscas una vía de escape para evitar dar una respuesta.
-¿Y por qué crees eso?
-Porque quizás temes dar una respuesta que no te guste reconocer en ti.

Esa respuesta provocó una breve pausa en la conversación.

-Eso es solo una conjetura.
-Puede, pero queda bien a las claras que bastante fundada.
-Es tu opinión y errónea por cierto, lo que ocurre es que las cosas no son blanco o negro, existen los matices.
-Apúntalos tú
-¿El qué?
-Esos matices tan importantes
-Vamos a ver, si hablamos de odio es importante partir los dos de una misma idea de lo que es ¿no?
-Pienso que está claro. El sentimiento mas destructivo que se pueda albergar hacia algo o alguien, ¿te parece acertado expresarlo así?
-Un sentimiento así es algo muy concreto.
-Tu has dicho antes, o ayer, o anteayer, me da igual cuando, que odiabas a…
-Es cierto, pero esas palabras están sujetas a un contexto determinado. Lo dije y creo que lo mantengo, pero… expresarlo de esa manera es enfocarlo a situarlo como mi prioridad y no es así.
-Ese “creo” demuestra que albergas dudas. Concedamos entonces que se que podrá odiar sin que ese sentimiento sea algo primordial y que según el grado de odio, podríamos guardar por momentos nuestra ira en una mochila y sacarla a airear según el momento.
-No. Eso sería muy difícil.
-Responde entonces.

Los personajes hicieron una segunda pausa . Uno buscando respuestas, otro tratando de encontrar preguntas a las respuestas que encontraba en su mente.

-Creo que la capacidad de odiar no merma en absoluto la de amar. Es mas, creo que lo uno me puede llevar a lo otro.
-Hablamos de odio y nos asomamos al amor, curioso y lógico tal vez ¿Y de que manera se puede transitar de un extremo a otro? Si los considerásemos extremos, claro.
-De que el amor me puede llevar a odiar lo que lo afrenta, o de que el odio me puede llevar a amar la posición contraria.
-¡Uf! creo que eres todo un experto en evasivas. Una respuesta simple pero convincente. Te había subestimado.
-Que no son evasivas, ya te lo he dicho.
-Entonces llamémoslas excusas.
-¿Sabes? No me gusta el cariz que está tomando esta conversación.
-Sospechaba que eso ocurriría.
-No me gusta la prepotencia de tus apreciaciones. Que muestres que adivinas lo que voy decir, que lo sospeches otras veces, otras incluso pareces lamentarlo… No, no me gusta como me estas hablando.
-¿Intolerancia?
-¿Arrogancia?
-Tal vez
-¿Te reconoces arrogante o es simplemente una respuesta cínica?
-Simplemente con la pregunta ya limitas mis respuestas al dejarme sin opciones por su enunciado
-¡Yaya! Que refinado!
-No, no te sonrías, es cierto.
-Ahora eres tu el que te excusas.
-¿No te das cuenta?
-¿De que?
-Pues de que para evitar la respuesta que te pedí al principio, has logrado dar este giro en la conversación para ahora centrarla en si soy arrogante o cínico. Esa es claramente la mayor de las evasivas.
-Eso, sencillamente es un arte.
-¿Y tiene un nombre acaso esa extraña disciplina?
-Supongo que si la verdad aunque no estoy seguro de cual, pero si sé que forma parte de otra mucho mayor.
-Ya, ¿y se llama…?
-Política

Se hizo una tercera pausa en el diálogo que duró el tiempo exacto que tardaron en desaparecer de sus rostros las sonrisas que espontáneas habían aflorado.

-Y dime una cosa ya para terminar… ¿realmente odias a alguien?
-¿Odiar a alguien o a algo?
-Seguirás evadiéndote por lo que veo de responder.
-Y tu seguirás haciendo gala de tu cinismo buscando algo que no te voy a dejar encontrar en mi, para que justifiques así encontrarlo en ti. Ya te lo dije: Política
-Es cierto, !política!
-¿Otra cerveza?

 

Sin comentarios hasta ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada. El sitio web es opcional.